Julieta Iglesias: Charly & Piazzolla versión piano clásico

La talentosa pianista y arreglista argentina radicada en Londres, sorprende con sus reversiones que unen Música Clásica, Tango, Fusión y Rock. En esta extensa y jugosa entrevista nos acercamos aún más a su particular estilo y su mundo musical…

Hola Julieta ¿Cómo estás?
— Hola. Muy bien.

¿Cómo se inició tu camino en la música y el piano? ¿Qué música se escuchaba en tu casa? 
— Toco el piano desde que tengo memoria. De muy chiquita me sentaba a sacar canciones de oído en el piano que estaba en la casa de mis abuelos, con las dos manos, como si fuera algo natural. Y luego de varios años, le pedí a mi mamá que me llevara a aprender con una profesora. A los 11 años comencé a participar en muestras de alumnos y desde los 17 ofrezco conciertos de manera profesional.
En mi casa mis papás escuchaban (Joan Manuel) Serrat, pero lo que me marcó fue escuchar discos de The Beatles y Queen en el tocadiscos que estaba en la casa de mis abuelos.

Mirá También
[ARTÍCULO] Patricio Villarejo en el concierto Gandini-Páez
[REVIEW] Charly García: Líneas Paralelas. Crónica de un ensayo


¿Quién o quiénes fueron tus profesores? ¿Cómo fue tu formación?

— Comencé a los 10 años tomando clases con una profesora muy jovencita de mi barrio, Diana Cohrs, y luego de dos años seguí con su profesora, Marhta Pisano de Curzi. Cuando terminé el colegio ingresé al IUNA (ahora UNA) para cursar la Licenciatura en Artes Musicales con orientación en Piano, bajo la guía del Maestro Néstor Zulueta y luego Aldo Antognazzi, con quien continué tomando clases particulares por varios años. En 2013 estudié en Londres con Alberto Portugheis y luego regresé a Argentina, donde obtuve mi segundo título de grado en el Conservatorio de la Ciudad de Buenos Aires “Astor Piazzolla”.

¿A quiénes reconoces como referentes o influencias musicales?
— Como pianistas, Martha Argerich, Gabriela Montero, Sergio Tiempo. Como compositores, Chopin, Ravel, Debussy, Rachamaninov, y en el ámbito popular, Piazzolla, The Beatles, Queen, Serú Giran y varias etapas de Charly García solista.

¿Crees que existen diferencias entre la música que vos escuchabas en tus comienzos y la que se hace hoy en día? ¿Qué grupos o solistas actuales recomendarías?
— Sigo escuchando prácticamente la misma música que escuchaba de chica, solo que ampliando el repertorio en cuanto a bandas. En lo que es rock nacional argentino empecé a escuchar un poco más de Fito Páez, Spinetta y (Gustavo) Cerati, y en lo internacional, bandas o solistas como Pink Floyd, ABBA, Bee Gees, Jeff Lynn, Tom Petty, entre muchísimos otros más.

¿Vivís en Londres? ¿Cuál fue el motivo de esta decisión?
— Sí. Vine en 2018 con una propuesta de trabajo en una academia de piano, pero luego eso “se cayó” unos diez días antes de viajar. Sin embargo, lo hice igual y aquí estoy.

Mirá También
[ARTÍCULO] Nuevos Vagabundos: tributo a Serú Girán
[nuevo LIBRO] Síntesis de la Música Popular Angloamericana


¿Te dedicás (o dedicaste) a la docencia? ¿Cuál fue tu experiencia?
— Sí, muchísimos años. Trabajé como profesora de música en colegios en Buenos Aires y Londres y me encantó. Muchísimo más que dar clases de piano. Es algo que me ha apasionado mucho y me ha dado muchas satisfacciones. Las actuales son ver a mis ex alumnos, que han crecido un montón, venir a verme a mis recitales con mucho amor y agradecimiento, incluso trayéndome discos que grabamos con las canciones que aprendimos.

 ¿Cómo se te ocurrió versionar en el piano temas de Serú Girán? ¿Cómo lo encaraste desde lo musical (siendo “Serú” un grupo eléctrico que cuenta con batería, bajo, guitarra y voces)?
— La música de Serú es como la de The Beatles. La reducís a armonía, melodía y ritmo, y sigue siendo igual de especial sin toda la producción. Y el piano es un instrumento muy noble (de hecho es el que se usa para reducir orquestas), por lo que te permite crear toda esa magia en un solo timbre. El proyecto de “Londres suena a Serú” surgió de casualidad, totalmente natural, jugando e improvisando durante la pandemia, mezclando mis influencias académicas con estos temas de rock maravillosos. Y de a poco se fue gestando el disco. Sin forzarlo, absolutamente fluido.  

Aunque no es novedad que Charly García tiene una gran influencia clásica en su formación y en su música, quizás la parte del tango sea un poco menos notoria. Pero en tus arreglos para piano de sus temas: se evidencian -y destacan- claramente ambos géneros. ¿Lo ves así?
— Yo creo que se nota mucho la influencia de Piazzolla. De ese tipo de tango, el que más me gusta. De todos modos, creo que algunas de las obras que suelo tocar de Charly justamente están relacionadas con el tango: “A los jóvenes”, “Canción de 2×3”, “Los sobrevivientes”. Pero sí es cierto que me brota el Piazzolla que llevo adentro, y su icónico “3-3-2” aflora con bastante facilidad.

— ¿Es complicado que el público de Charly acepte tu música instrumental en piano (cuando en general se lo considera un rockero que canta sus canciones)
— Me sorprendió que no. Es increíble como el público fanático se emociona y me agradece, incluso destacando lo que se puede observar al dejar un ratito de costado la letra. Es conectar con la música propiamente, que trasciende idiomas. Gustos tenemos todos, y es muy lindo saber que comparto este con mucha gente que no conozco.


Más humor musical haciendo clic aquí

¿Cómo surge la vinculación con músicos como Fernando Samalea y Michelle Bliman (con quienes te presentás en vivo)?
— Le escribí a Fernando Samalea el año pasado presentándole mi material e invitándolo a tocar a mi show (¿un poco atrevida, tal vez?). Lo hice con mucho respeto y entiendo que así lo recibió. Es una persona muy humilde y amorosa, y siento una hermosa conexión cuando tocamos. Este año se sumó Michelle Bliman, a quien me la presento Fernando, y agrego el color de su voz y de su saxo a los temas que compartimos. Se está formando un lindo equipo al momento de tocar en ensamble.

Incluso hasta fuiste telonera de Fabiana Cantilo… ¡y tu fama llegó hasta los oídos del propio Charly García!
— En junio fui convocada por la productora que traía a Fabiana Cantilo a Londres para telonearla. Un honor maravilloso. Una pianista clásica teloneando a nuestra “dama del rock”, ¿Qué más puedo pedir?
Y el año pasado, luego de tocar por primera vez con Fernando, mi disco llego a Charly. Fue sublime. Tener su aprobación, su aval, que le haya gustado y me haya permitido homenajearlo en (el canal de TV) TELEFE… Un lujo, un objetivo cumplido.

Astor Piazzolla y su música tienen ya una buena recepción a nivel mundial… pero quizás Charly tenga otro tipo de alcance. ¿Cuál va siendo tu experiencia? ¿Cómo impacta la música de García en otros lugares del mundo?
— En El público se enamora de la música de Charly ¿Quién no? En abril fui por segunda vez a USA, llevando mi repertorio de Piazzolla y de Charly, y en un recital en Santa Bárbara se me acercó una pareja de edad avanzada a comprarme mi disco. No cualquier disco, el de (con un característico acento californiano) “Charly García”. Me habían conocido el año anterior y evidentemente habían quedado fascinados con la música de nuestro genio. Y en todos los recitales en los que llevo este homenaje, la recepción es increíble, el compromiso, el enamoramiento. Es un privilegio poder llevar esta música que tanto nos representa, por distintos rincones del mundo.

Además trabajás (o trabajaste) en otros proyectos (“Dúo Iglesias/Rowlands”, “Baires Connection” y “Al Borde Quartet”) ¿De qué se trata cada uno de ellos?
— El primero es un dúo con un bandoneonista inglés con el que nos presentamos en Reino Unido haciendo tangos tradicionales y Piazzolla.
Baires Connection es mi preferido. Somos tres argentinas residentes en Londres que homenajeamos a Piazzolla en una especie de formato de tango-fusión (flauta traversa, piano y percusión) y en cada ciudad que nos presentamos la gente se va con el corazón desgarrado. Ojala algún día coincidamos en Buenos Aires para poder compartir esta experiencia.
Al Borde Quartet, o Cuarteto Al Borde, es un ensamble también dedicado a Piazzolla que está basado en Buenos Aires. Cuando estoy de gira por Argentina solemos presentarnos con esta formación más llevada a la música clásica (flauta traversa, violín, cello y piano).

Mirá También
[ARTÍCULO] 9 curiosidades de la Novena Sinfonía de Beethoven
[DISCOS] Estación Piazzolla: lo nuevo de Ariel Pirotti


¿Qué sentís que aportás con tus arreglos y reversiones? ¿Qué búsqueda musical tenés en ese aspecto?

— Me parece que aporto algo único y original, como hace cualquier artista, creo. Es otra manera de escuchar a Charly, a Piazzolla, y a quien tenga ganas de versionar (hay otras sorpresas que tengo escondidas…). Siempre con mi impronta académica, de la que estoy orgullosa y que es la que más me representa. La verdad no me imaginaba que iba a tener tanta repercusión en el público ya que por un lado hay mucho prejuicio de los tres mundos (ni tan clásica, ni tan tanguera ni tan rockera), algo con lo que me estoy amigando porque al fin y al cabo me hace completamente distinta, y quien elige escucharme lo hace porque realmente quiere disfrutar la música sin etiquetas. De todos modos, yo siento que la influencia clásica es la más notoria, y me reconforta ver este re acercamiento de la audiencia con la música académica. O del público que quizás no estaba acostumbrada a escuchar o elegir ese estilo.
Mi búsqueda musical está basada en interpretar a mí modo las obras que me apasionan. No sé si me voy a desarrollar como compositora, porque no sé si tengo tan buenas ideas. Pero como arregladora, me siento completamente cómoda. Se me hace muy fácil versionar la hermosa música que nos dejaron

¿Querés contarnos un poco de tu discografía?
— Tengo varios discos grabados. Varios de música clásica, dos dedicados a Piazzolla, y el de Serú (el segundo se viene muy pronto).

¿Cuáles son tus planes a futuro?
— En principio, un recital en Buenos Aires, el 22 de diciembre, presentando un recorrido por etapas de Charly al piano. Luego, grabar el segundo volumen de “Londres suena a Serú” que voy a estrenar el 12 de abril en Buenos Aires y ojalá en otras ciudades de Argentina. Y por suerte, muchos conciertos en 2024 para seguir difundiendo a los dos iconos musicales argentinos que más me representan.

¿Hay alguna anécdota que recuerdes y quieran compartir con los lectores?
— La primera vez que vine a Londres, en 2012, mi objetivo era conocer a Paul Mc Cartney. Fui 3 veces a la puerta de la casa, y la última (al otro día ya me iba a Liverpool) salió de su casa y lo conocí. Y por ahora ¡nada supera la felicidad de ese día!

¿Cómo puede hacer la gente para escucharte y saber más de vos?
— En mi Web www.julietaiglesias.com (pueden suscribirse a mi newsletter para enterarse de mis conciertos, lanzamientos, etc.). Después en mis Redes sociales: Instagram @julietaiglesiaspiano , Facebook: @julietaiglesiaspiano, YouTube: Julieta Iglesias, Spotify: Julieta Iglesias.

Por último ¿Qué te gustaría decirles a los lectores de nuestra revista?
— Que los invito a escuchar mis versiones o a venir a mis recitales, ya que lo que veo en el público es una tremenda emoción y agradecimiento, lo cual me llena el alma. Espero poder ser parte de su vida por un ratito como lo son de la mía.

Y vos ¿escuchaste a esta artista? ¿Qué opinás?

NO olvides dejarnos tu comentario, al final de esta página

Volver Arriba

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *